lunes, 27 de abril de 2009

De copas con Ernest

link

En muchas ciudades los recorridos turísticos se organizan siguiendo la figura de algún personaje célebre. Tratando de buscar su sello en la calle. Esta relación se torna simbiótica: el uno es difícil de explicar sin el otro.

La Habana tiene una hermandad con Ernest Hemingway, sobre todo con sus bares.

El famoso cartel que reza: "My mojito in La Bodeguita, my daiquiri in El Floridita" no es un mito, es real y de puño y letra del escritor. Pero para comprobar estas verdades hay que lanzarse a las calles.

Primera parada: la Bodeguita del Medio. Está en pleno centro de La Habana vieja. Imposible no llegar, todo el mundo sabe de qué estamos hablando. El local es pequeño y repleto de turistas sacando fotos como chinos.

Detrás de la barra, el maestro Domingo prepara mojitos como si el mundo se fuese a terminar. Miles. La barra está atiborrada de vasos que desprenden el aroma de la hierbabuena. Menea la botella de Havana de una punta a la otra llenándolos. Me acerco a él y, entre el bullicio de los turistas y los cantantes de boleros, le pregunto cuántos, más o menos, sirve por mañana. "Alrededor de trescientos, pero depende del día". Me cuenta la receta secreta, aunque las medidas son a ojo.

Me pone uno; en España y muchos sitios creemos que es un cockatil muy dulce, pues parece que estamos equivocados. Vale la pena pasar y probarlo, ya que el ambiente es único. El precio es algo caro, pero uno paga la experiencia. Cuando nos estamos yendo, le digo: "Domingo, usted debe ser uno de los hombres más fotografiados de la isla". Me mira y sonríe para la instantánea.

De ahí camino hasta El Floridita, son un par de cuadras. El bar es mucho más llamativo y lujoso, está intacto, lo cual es una rareza en la isla. El busto de Hemingway nos observa desde una punta; es curioso, porque podría jurar que se ríe. El desfile de nacionalidades que se acercan para inmortalizar ese encuentro es interminable. Aquí no hay elección: Daiquiri de limón. Por lo menos, unas cuatro licuadoras funcionan sin parar, la línea interminable de copas de Martini espera ansiosa.

Miras al camarero y le dices: dos; ni siquiera te preguntan de qué bebida. La atención es bastante impersonal, aunque por las caras de los bar-tenders intuyo que están hartos de tanto "guiri". Los Daiquiris valen cada céntimo.

Cada media hora, el bar se renueva de distintas caras anglosajonas arrebatadas por el sol cubano y nuevos boleros. Y yo, sentada en la barra del Floridita, pienso que definitivamente Ernest se está riendo de todos nosotros.

www.diazaraujo.blogspot.com

Rosario Díaz Araujo

12 comentarios:

Malen dijo...

Rosarina, ya te lo dije, es lo mejor que has escrito. Te extranio! Aparecio el logo de la cuchara! Un besote grande

Rosario Diaz Araujo dijo...

Ay Malenina!! Me dio un poco de risa cuando lei eso. Igual te creo porque sos vos! Besos!!!

mariuzza dijo...

Ya, yo tambien lo pienso, que el buen Ernest se estàs riendo... pero... no serà porque se ha bebido demasiados daiquiris y mojitos? Besos

Rosario Diaz Araujo dijo...

Puede ser, es más es bastante probable!
Besos guspisima!

Enrique Ch. dijo...

Desandar lentamente los caminos de La Havana (con v), es el mas alucinante viaje al pasado. La única máquina del tiempo que realmente funciona. En este trip, Rosario manipuló los comandos desde una mini laptop alimentada por el agua de las acequias y el sol reflejado en El Plata. Nada cambia, el escenario es el mismo, con tiempos indefinidos, pausados: desde los vahos del ron, hasta el orin de las callejuelas son aromas que se evocan mucho después. Hoy volví a ellos, con el afecto de la isla y la nostalgia de la Trova.

Hookah Shisha Huka Accessories Charcoal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
pityenlacocina dijo...

hola rosario, soy nueva en tu bog, y voy a volver porque me ha encantado, tienes unas cronicas superinteresantes, y sobretodo las de cuba, porque tengo planeado viajar alla en un futuro no muy lejano, yo tengo un blogde cocina, y si quieres visitame a ver si te gusta, besitos desde londres

LA OTRA CARA DE LA MINERÍA dijo...

HOLA CÓMO ESTÁS,ME GUSTÓ MUCHO PASAR POR AQUÍ Y LEER TUS ESCRITOS.
TE INVITO A PASAR POR MI BLOG QUE TIENE UN DÍA DE VIDA, Y DEJAR TUS IMPRESIONES...

UN ABRAZO...PATRY

hispanidad dijo...

Felicitaciones por tu trabajo. Saludos de un Amigo

hispanidad dijo...

ADELANTE!!!

Clari dijo...

me gusta salir de copas con amigas!! me alegran las noches
ahora saque pasajes a miami. que bares me recomiendan de allí?